delirica

Elogío de la lectura y la ficción - Fragmentos

"...La buena literatura tiende puentes entre gentes distintas y, haciéndonos gozar,
sufrir o sorprendernos, nos une por debajo de las lenguas, creencias, usos, costumbres y
prejuicios que nos separan."


"...Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo Cuba y su
candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudodemocracias populistas y payasas,
como las de Bolivia y Nicaragua. Pero en el resto del continente, mal que mal, la
democracia está funcionando..."


"...Al Perú yo lo llevo en las entrañas porque en él nací, crecí, me formé, y viví
aquellas experiencias de niñez y juventud que modelaron mi personalidad, fraguaron mi
vocación, y porque allí amé, odié, gocé, sufrí y soñé. Lo que en él ocurre me afecta más,
me conmueve y exaspera más que lo que sucede en otras partes."


"...Digámoslo con toda claridad: desde hace dos siglos la emancipación de los indígenas es una
responsabilidad exclusivamente nuestra y la hemos incumplido. Ella sigue siendo una
asignatura pendiente en toda América Latina. No hay una sola excepción a este oprobio
y vergüenza."


"...Detesto toda forma de nacionalismo, ideología –o, más bien, religión–
provinciana, de corto vuelo, excluyente, que recorta el horizonte intelectual y disimula
en su seno prejuicios étnicos y racistas, pues convierte en valor supremo, en privilegio
moral y ontológico, la circunstancia fortuita del lugar de nacimiento. Junto con la
religión, el nacionalismo ha sido la causa de las peores carnicerías de la historia..."


"...La literatura es una representación falaz de la vida que, sin embargo, nos ayuda a
entenderla mejor, a orientarnos por el laberinto en el que nacimos, transcurrimos y
morimos. Ella nos desagravia de los reveses y frustraciones que nos inflige la vida
verdadera y gracias a ella desciframos, al menos parcialmente, el jeroglífico que suele
ser la existencia para la gran mayoría de los seres humanos, principalmente aquellos que
alentamos más dudas que certezas, y confesamos nuestra perplejidad ante temas como
la trascendencia, el destino individual y colectivo, el alma, el sentido o el sinsentido de
la historia, el más acá y el más allá del conocimiento racional."

"...Porque la nuestra será siempre, por fortuna, una historia inconclusa. Por eso
tenemos que seguir soñando, leyendo y escribiendo, la más eficaz manera que hayamos
encontrado de aliviar nuestra condición perecedera, de derrotar a la carcoma del tiempo
y de convertir en posible lo imposible."

Le gustó esta obra ?